Raúl Tutor ¿Arquitectura?

El único conocimiento verdadero es saber que no sabes nada

Preentrega Vivienda Patraix

El proyecto de la vivienda en Patraix es para mi un proyecto muy interesante, de hecho, el proyecto equivalente a este pero del año anterior, fue el que me hizo decantarme por este taller, siendo así un proyecto que me genera bastante «motivación» de cara a elaborarlo.

La verdad que las condiciones iniciales de la vivienda no fueron pocas

La verdad es que bueno, eran condiciones bastante interesantes, por tanto comencé a investigar un poco sobre referentes, más allá de como de bonito podía quedar un espacio o que materiales utilizar, quería entender bien como podía relacionar entre si los espacios, y sobre todo, los patios, algo que cobra muchísima importancia en este proyecto.

Algo que me llamó mucho la atención fue que en la casa LUZ , la casa rotaba al rededor del patio, en torno a un árbol, que articulaba los diferentes espacios y que le daba una continuidad espacial muy interesante.

También me llamó mucho la atención la casa 1914, la cual está emplazada en una parcela estrecha y muy alargada, la cual fuerza a tener que generar espacios internos, patios, que comunica entre si y genera una diafanidad realmente interesante y que quizás podría aplicar, generando un patio general algo más pequeño, pero a su vez contrarrestando con más patios interiores y secundarios.

Con esa idea me puse a funcionar, todo iba bien hasta que… el cliente decidió cambiar el proyecto!!! Tenía todo perfectamente cuadrado cuando el cliente nos comunicó que había que recortar en gastos y además, generar un módulo de alquiler que permita generar un pequeño ingreso para afrontar la construcción de la vivienda…

De nuevo, había que retocar muchas cosas, así que tocaba volver al lápiz y al papel para, con las ideas de los patios, relacionar los diferentes espacios.

La vivienda se articula en dos plantas, en planta baja encontramos el salón comedor cocina, la habitación que recibe tanto a la abuel@, como a los invitados, el taller,un servicio y el indeseado módulo de alquiler…

En planta alta encontramos la habitación principal, la biblioteca, dos baños completos, una habitación de doble uso (día noche) y una zona de estar más privada que la de la planta baja.

Planta baja, cuenta con 3 accesos, los dos superiores son empezando desde la izquierda, el acceso al módulo de alquiler, el cual recibe luz de uno de los patios interiores, y de ambas calles. Está totalmente equipado y cuenta además con una terraza privada. El Acceso de su derecha es el del taller, el cual, posee unos grandes ventanales orientados al sur, que en caso de ser abiertos, ofrecerán una visual de toda la vivienda, pasando por el salón, hasta llegar al patio principal de la vivienda.

Por otro lado, el acceso inferior es el de la vivienda principal. Éste desemboca a un recibidor, que permite dotar de intimidad a la vivienda, permitiendo tanto acceder a la planta superior, como al aseo y a la habitación en planta baja sin tener que pasar por el salón. Continuando por el recibidor, encontramos un pasillo que conecta con el salón-comedor-cocina, este espacio actúa como conexión, no sólo desde el acceso con el resto de la vivienda sino también de los dos patios, pudiendo generar un espacio totalmente diáfano entre patio-pasillo-patio y conectar a su vez con el salón y la cocina.

En planta superior encontramos una distribución parecida, en cuanto desembocamos llegamos a un pequeño recibidor, que permite tanto acceder a la habitación principal, como al baño, como ir hacia la superior, que se compone empezando desde bajo, del salón, a su derecha la biblioteca, que da tanto a norte como a sur, generando visuales tanto al patio como al exterior, y con una terraza verano invierno, que se adapta a la época del año en función de las necesidades. Finalmente llegamos a la habitación multifuncional, de día sirve de zona de juegos y por la noche, de zona de descanso y que, está preparada para poder dividir en dos habitaciones más pequeñas si se necesitase.

Volvemos a encontrar un pasillo comunicador que relaciona patios, en este caso, al ser en planta alta solamente visualmente, ya que espacialmente encontramos vidrios que son fijos y no pueden abrirse para comunicar físicamente el espacio, generando de nuevo, visuales interior-exterior pero manteniendo la privacidad.

Las cubiertas por otro lado, son cubiertas planas, «simples» y diferentes al resto del barrio, ya que, al tener el emplazamiento de esquina y «especial» me permitía también darle una forma poco común y diferente para precisamente, remarcar que estamos ante un espacio diferente.

Por otro lado, en cuanto al paso de plano a vertical, encuentro esta una de las secciones más interesantes del proyecto. Es una sección desde la cocina mirando hacia el sur, es decir, hacia abajo… Vemos los pasillos, y a ambos lados de estos, dos de los 3 patios, siendo el de la derecha donde se sitúa el árbol, y el de la izquierda el patio principal de la vivienda. Desde estos pasillos, como he mencionado anteriormente, encontramos las visuales, tanto entre patios, como de interior a exterior de la vivienda, de la parcela.

La gracia de la vivienda reside en la comunicación de los patios y como estos articulan el espacio.

Primeros Pasos

Primer proyecto:

Nos situamos en el Jardín botánico de valencia, lugar muy próximo a la Petxina y junto al río, encontramos un lugar, que contrasta con la ciudad de manera imponente, siendo así, un lugar de paz y tranquilidad dentro de una bulliciosa ciudad.

De cara al proyecto se nos plantearon varias necesidades:

A pesar de tener unos «requisitos», el proyecto fluirá, siendo así poco rígido y no siendo necesario ceñirse al 100% a la tabla de requisitos.

Analizando las necesidades y el lugar de emplazamiento, desde el grupo llegamos a la conclusión de que hemos de construir una estructura modular, que se vaya repitiendo a lo largo del parque y adaptándose así a las necesidades del lugar.

Es por ello que encontraremos esta estructura tanto generando un recorrido a lo largo del paseo principal, en su forma más primitiva, como también generando un espacio cubierto semi-abierto que resuelva la zona de baños y zona de máquinas expendedoras, que, con una buena gestión podía convertirse en una zona de descanso.

En cuanto a la zona que desarrollo yo, la zona de baños y máquinas expendedoras, comprende el espacio entre pórticos, siendo así 2 metros x 3 metros x 2 metros x 2 metros.

comenzando por la zona de merenderos, tendremos un muro lateral que cierre el espacio, donde poder situar todas las máquinas y protegiéndolas, pero dejando los muros longitudinales abiertos para permitir una correcta circulación y sobre todo, no perder visual del parque, que es lo que debe recibir importancia.

Los baños, situados a su derecha, quedan separados de la zona de merenderos por un cerramiento, separando los espacios. Los baños son accesibles y unisex (para evitar problemas) y cumplen así con los requisitos para poder introducir sillas de ruedas sin problemas.

En cuanto a la materialidad, los pórticos son de madera con empalmes y uniones metálicas. Por otro lado, los cerramientos son paneles sándwich con acabados ondulados, que quedan atornillados a la estructura de madera y por la parte interna del panel, unida al suelo. Finalmente la cubierta será otro panel sándwich, con acabado metálico para asegurar la estanqueidad e impermeabilidad del lugar.

Las uniones de la cubierta con los paramentos verticales se realiza mediante perfiles metálicos doblados, sellando juntas.

La realidad del proyecto es que no me ha apasionado, el jardín me parece un sitio bonito pero no me genera una atracción especial, respeto todo tipo de gustos y entiendo que mucha gente aprecie realmente el lugar porque es impactante y realmente tiene encanto, pero no es el lugar donde yo pasaría mis momentos reflexivos.

A pesar de ello he de adaptarme a ello, este proyecto funciona así un poco como la «vida» diríamos, donde tienes situaciones que no serán de agrado, pero que has de solucionar e intentar hacerlo de la mejor manera posible.

Es muy importante entender que durante muchas etapas de tu vida o en este caso de un proyecto, vas a tener que tratar con cosas que no te gusten pero que tengas que resolver, y lo más importante, intentar disfrutar de ese proyecto, puesto que no es tanto el FIN, sino el como llegamos a este FIN. Podemos relacionarlo así con la idea de un conjunto de partes que funcionan como un todo, nosotros tendremos un Fin, en este caso acabar el proyecto, y que para ello iremos pasando fases y resolviendo problemas, que nos llevarán a la solución, y que si no fuese por ese problema o esa solución o simplemente esa decisión, ese proyecto ya no sería así y habría variado.

Entender los proyectos como parte de la vida es una parte esencial.

No quiero extenderme más, pero he aprendido bastante de este proyecto y al final me ha gustado más de lo que me gustó cuando empezó.

El inicio

La realidad de esto es que la creación de este blog nunca fue a gusto propio, puesto que nunca tuve intención de hacer uno, no obstante, se tratará de realizar las mejores publicaciones posibles y ser así, útil de cara a un futuro.

Para comenzar he de presentarme, soy Raúl Tutor, estudiante de arquitectura de Tercer curso, actualmente en la Universitat Politècnica de València.

Por suerte o por desgracia, he desarrollado una visión crítica del mundo que me hace cuestionarme todo aquello que se plantee delante mío, es por ello que en este blog, a parte de las múltiples publicaciones que haya de arquitectura, también habrá sobre otros temas, que me hayan servido a mi y puedan servir al resto de compañeros.

Es por ello que mi primera publicación tratará de Don Horacio Pagani, fundador de Pagani Automobili, con una historia muy interesante detrás de superación y trabajo duro. Otro ejemplo más de como el trabajo duro y las ganas de hacer las cosas bien pueden llevarte lejos.